MODELO
Para la realización de toda pieza, se necesita un modelo patrón, que va a ser objeto de la reproducción en bronce. Será el original diseñado por el escultor o una reproducción fiel a la pieza original, cuando el material de la pieza así lo requiera, o bien cuando se desee una figura a escala de diferente tamaño que el original. Es a partir de este modelo de donde se obtendrán los moldes para la realización de las réplicas en cera del modelo inicial. Este modelo puede estar confeccionado en una gran variedad de materiales y el primer paso en la obtención de cualquier figura, siempre será la realización de este por un escultor.

MOLDE
Una vez se dispone del modelo, debe obtenerse un negativo del mismo, que servirá de matriz para la elaboración de reproducciones en cera, que serán fiel reproducción del modelo original. Para la obtención de este molde debe recubrirse la figura modelo con una sustancia constituida por silicona.

Es muy importante este paso, porque es en este momento cuando se van a determinar las aristas por donde se secciona el molde en piezas que luego han de encajar perfectamente. Para determinar estas líneas de sección nos serviremos de aristas pronunciadas, salientes, líneas que marquen alguna división o aquellas que a juicio del moldista se consideren más oportunas.

El barro se aplicará de forma que no se introduzca por recovecos que luego dificulten su extracción, pues la misión del barro es la de servir como base sobre la que recubrir con escayola obteniendo una estructura rígida, que, una vez solidificada servirá de soporte para el modelo de silicona. En esta estructura se practicarán una serie de agujeros cuya misión será la de actuar como orificio de colada central para la silicona y otros como respiraderos para el proceso de inyección de la silicona.

Terminada la estructura de escayola, se procede al desmolde de la misma y a la eliminación del barro que recubría la pieza. Este proceso se lleva debe efectuar con cada una de las secciones en las que se fraccionado la pieza.

A continuación se procede a la preparación de la silicona, que con el adecuado tratamiento térmico y con la utilización de productos catalizadores, se consigue un punto de fluidez tal que, al introducirla entre la estructura y el modelo original, la superficie del modelo queda recubierta con total perfección. Nuevamente nos encontramos en un proceso particularmente delicado dado que no se debe producir ninguna burbuja en el interior, pues aparecería indefectiblemente en la figura final.

Una vez inyectada la silicona debe dejarse fraguar, a una temperatura adecuada, de 12 a 24 horas dependiendo del catalizador que se utilice.

MODELO EN CERA
El siguiente paso consiste en la obtención de reproducciones en cera, tantas como reproducciones en bronce se deseen al final del proceso. A continuación, se procede al calentamiento de una primera cera de gran pureza y calidad hasta que alcance el grado de fluidez adecuado, momento en que es adherida al molde con ayuda de un pincel, creando una capa de un milímetro de espesor. Para obtener el espesor deseado de la figura, se dará grosor a esta primera capa de cera mediante el llenado y vaciado del molde con cera virgen, que se irá adhiriendo y tomando mayor grosor. Este proceso deber realizarse tantas veces como reproducciones en bronce se deseen obtener.

REPASADO
Una vez obtenido el modelo en cera, se va a proceder a su retoque y acabado, eliminando cualquier deformación que haya podido producirse.

BAÑOS CERÁMICOS
Este proceso consiste en la inmersión del modelo de cera en una papilla de material cerámico constituida por molochite, hispasil.
La pieza debe ser sumergida en este producto repetirse varias veces, hasta dar al molde el espesor y la resistencia mecánica suficiente como para resistir el choque de presión y temperatura que deberá afrontar en el momento de la colada.

Este proceso se efectúa con materiales cerámico de diferentes grosores, pasando de una harina microscópica para los primeros baños a un producto de mayor tamaño que le da la robustez en las capas más externas.

Estos procesos de recubrimiento con material cerámico y de sus correspondientes secados suponen la mayor parte del tiempo invertido en el proceso de 'fundición a la cera perdida

BEBEDEROS Y RESPIRADEROS
En este instante es cuando deben añadirse aquellos elementos que facilitarán la consecución de una correcta colada del bronce, y que son los que se detallan a continuación:
Recipiente de colada: Se coloca en la parte más alta de la pieza y será el lugar desde donde se realice el vertido de la colada de bronce fundido hasta el interior del molde.
Bebederos internos: Son conductos que unen las partes interiores del molde y que mejoran la distribución del material fundido.
Respiraderos: Son conductos de ventilación. Se colocan de forma estratégica de forma que faciliten la evacuación de los gases que se producen con el choque de presión y temperatura al verter el bronce en ebullición en el molde cerámico. Estos conductos son de mayor diámetro que los anteriores.

FUNDICIÓN
Después de la cocción, se procede a la colocación de los moldes, ya exentos de todo residuo orgánico procedente de la cera. Estos se colocarán de forma que el depósito de colada se encuentre hacia arriba, pues el método utilizado va a ser por gravedad.

Paralelamente a este proceso se ha llevado a cabo la fusión del bronce. Esto se realiza en el interior de un horno de gasoil. El bronce es introducido en forma de lingotes en un crisol.

Cuando el bronce alcance la temperatura que será de unos 1100º aproximadamente y el punto de ebullición óptimo se procederá a la eliminación de la capa de escoria superficial que ha facilitado que el bronce alcance el punto deseado, operación que se efectúa por medio de unos cazos especiales. A continuación se retira el crisol del horno, mediante pinzas especiales sujetas a un puente grúa y se procederá a la colada del bronce en el interior del molde cerámico.

ACABADO
Para poder terminar la pieza hay que realizar 4 pasos:
- Una vez enfriado, se procederá a romper el molde cerámico y a la extracción de la pieza en bronce.
- Retirar bebederos: se cortan con una radial y se reciclan.
- Repasado de la pieza: consiste en soldar y restaurar las deficiencias que hayan quedado de la colada.
- Patinar: consiste en dar color a base de diferentes ácidos dependiendo del tono que se desee la escultura.